Cargando...
Preguntas frecuentes 2018-12-12T13:42:08+00:00

Consejos y problemas frecuentes

Antes de empezar cualquier tratamiento de su piscina, debe conocer cuál es su capacidad. De esta forma, podrá calcular exactamente las dosis de productos químicos que deberá adicionar al agua.

  • Determine la profundidad media: Profundidad máxima (m) + Profundidad mínima (m)/2= Profundidad media
  • Determine el volumen de su piscina:

Piscina rectangular o cuadrada: Longitud (m) x Anchura (m) x Prof. Media (m) = Volumen (m³)

Piscina ovalada: Longitud (m) x Anchura (m) x Prof. Media (m) x 0,8 = Volumen (m³)

Piscina circular: Longitud (m) x Anchura (m) x Prof. Media (m) x 0,8 = Volumen (m³)

Limpieza del vaso

Una vez vaciada la piscina, procederemos a la limpieza del vaso, emplearemos el limpiador superconcentrado “NS-900” para una limpieza profunda de las incrustaciones o el limpiador “PX-911”. Para ello usaremos una regadera o un fumigador rociando toda la superficie sin frotar de la piscina y dejándolo actuar 10 minutos. Posteriormente enjuagar con la manguera a presión.

Para la limpieza de accesorios, duchas y zonas comunes emplearemos “PX-2000”, un limpiador desincrustante no corrosivo de gran poder.

Limpieza del circuito y filtro

Después de un invierno sin tratar la piscina, es necesario hacer una limpieza del filtro y del circuito para eliminar rápidamente todas las algas y suciedad acumuladas en ellos y así evitar que pasen al vaso de la piscina ya limpio, así mantenemos un aspecto del agua transparente y cristalina.

Para el filtro de arena, debemos comprobar el estado Y nivel de las arenas y en el caso de que haya incrustaciones debemos limpiarlo con productos químicos adecuados.

Con la piscina vacía

Añadimos al vaso, agua suficiente para que la depuradora no trabaje en vacio y posteriormente añadimos 1 bombona de 25 Kg/100m³ “CF-300 desincrustante de circuitos”. Ponemos la depuradora en marcha en filtración y dejamos actuar durante 30 minutos, seguidamente abrimos el desagüe y aclaramos el vaso de la piscina con una manguera a presión.

Con la piscina llena de agua limpia

La limpieza del filtro se hará del siguiente modo: abrimos la tapa del filtro de arena, añadimos 1 bombona de 25 Kg/100m³ “CF-300 desincrustante de circuitos”. Lo dejamos actuar durante 4 ó 5 horas, a continuación cerramos el filtro y ponemos la depuradora en su función de lavado del filtro durante 1 minuto.

Equipos de regulación y control

También debemos hacer una comprobación del funcionamiento de los equipos de regulación y control, ya que su funcionamiento nos garantiza una buena calidad del agua de la piscina. Por eso debemos verificar el estado de las bombas dosificadores, las sondas y los paneles de control.

También es aconsejable comprobar que las lecturas son correctas y tiene un buen calibrado, sobre todo durante los primeros días.

Llenado de la piscina

Una vez limpios circuito, filtro y vaso, ya podemos llenar la piscina.

Tratamiento de choque

Ponemos la depuradora en marcha para proceder a las siguientes operaciones

Ajuste del pH

Lo primero que debemos hacer cuando vamos a preparar nuestra piscina para el baño es ajustar el pH. El pH es un valor muy importante ya que la acción del cloro depende de él y por tanto, también están en juego el estado del agua y la satisfacción de los usuarios.

El pH mide la acidez o alcalinidad, con el KIT de análisis vemos los niveles de cloro y pH que tiene el agua inicialmente. Si el pH estuviera fuera de los parámetros ideales (7,2 a 7,6) tendremos que ajustarlo con nuestros reguladores de pH, “BH-400 reductor de pH” o “SH-600 elevador de pH”.

Dosis de algicida

Una vez ajustado el pH debemos incorporar una dosis de algicida/bactericida, para ello podemos emplear nuestro producto “AG-500 algicida superconcentrado” con 2 litros por cada 100m³.

Cloración

Para ello podemos utilizar un producto completo como “PISCINIL-CLORIX mantenimiento/tratamiento” en una proporción de 2kg por cada 100m³ si es una piscina cubierta. En el caso de piscina al aire libre, si se trata de un tratamiento de choque para aguas sin invernar añadiremos 10kg por cada 100m³, en cambio añadiremos 8kg/100m³ si se trata de un tratamiento de choque por tormentas o afluencia masiva de gente.

¡ATENCIÓN: los productos químicos siempre deben añadirse al agua con la depuradora en marcha dejando un intervalo de tiempo entre ellos para evitar posibles reacciones al mezclarse!

¡YA TENEMOS LA PISCINA LIMPIA Y LISTA PARA EL BAÑO!

Consiste en mantener el agua cristalina, así como el cloro y pH en sus valores ideales. Para conseguirlo necesitamos:

Todos los días:

  • Depurar el agua las horas necesarias en función del uso de la piscina, teniendo en cuenta que si algún día no hubiera bañistas en la piscina la depuradora debe trabajar como mínimo 8 horas.
  • Analizar el pH del agua para mantenerlo en su valor ideal, así conseguiremos una mayor eficacia en el uso del cloro.
  • Analizar el cloro residual del agua manteniéndolo en su valor ideal.
  • Pasar el limpiafondos para eliminar toda la suciedad sedimentada.

Cada semana:

  • Añadir un aporte de “AG-500 algicida superconcentrado” de 0,5 litros por cada 50 m³ de agua.
  • Limpiar los prefiltros (cestillos) de Skimmers y bomba de la depuradora.
  • Lavar el filtro de arena invirtiendo el circuito del agua durante 2 ó 3 minutos.
  • Comprobar el nivel de agua en la piscina, debiendo rellenarlo para evitar que entere aire en la depuradora.
  • Cepillar las paredes y limpiar el fondo mediante equipos de limpieza manuales o automáticos.

Siempre que se añada agua a la piscina, deberá analizar los valores de pH y cloro después de una hora de haber hecho el aporte extra de agua. Ante riesgo de lluvias deberá aumentar el nivel de cloro y antialgas por encima de los niveles habituales.

Una vez finalizada la temporada de baño si no desea mantener el agua mediante cloración, debe utilizar el invernador “PISCINIL-2 invierno” para conservar el agua cristalina sin mantenimiento regular, sin costes energéticos y con poco esfuerzo de limpieza en la reapertura.

Para ello procedemos de la siguiente forma:

  • Al finalizar la temporada de baño y con el agua en buen estado y sin algas, mantener un contenido en cloro activo menos de 0.5 ppm en el agua.
  • Ajustar el pH del agua entre 7.2 – 7.6, procurando no exceder estos valores.
  • Incorporar Piscinil-2 por todo el perímetro de la piscina y poner en funcionamiento la depuradora el tiempo suficiente para una adecuada distribución del producto.

Dosificación:

Añadir 10 Kg de Piscinil-2 por cada 100m3 de agua a tratar. Añadir media dosis en enero.

Sintomas

Las aguas turbias suelen tener un aspecto blanquecino.

Causas

La turbidez puede aparecer por varios motivos: pH altos o desajustados, problemas con el sistema de filtración y la existencia de pequeñas partículas en suspensión.

Tratamiento

  • Filtración pobre o problemas con el filtro: Compruebe el correcto estado del filtro, realice un lavado del mismo y si es necesario aumente las horas de filtración.
  • pH altos y/o desajustados: Analice y ajuste el pH entre los valores óptimos, 7,2 y 7,6, con el regulador y reductor de pH BH-400.
  • Existencia de pequeñas partículas en suspensión: Debemos clarificar el agua ayudándonos de un floculante, para ello añadiremos Pisciclar Plus con la depuradora parada. Una vez se haya sedimentado toda la materia orgánica, pasaremos el limpiafondos a la piscina y si la suciedad es muy grande, impulsaremos el caudal aspirado directamente al desagüe.

Sintomas y causas

La coloración del agua puede ser causada por un agua turbia (color blanquecino), por la presencia de hierro o manganeso (color marrón) y por la formación de algas (color verde).

Tratamiento

Blanquecina: Debido a la turbiedad. Solución: Ver apartado anterior.

Marrón: Es debido a la presencia de hierro y manganeso. Debemos ajustar el pH en sus valores óptimos, 7,2 – 7,6, con los reguladores BH-400 ó SH-600.

Adicionar 5 ppm de cloro con un producto superconcentrado y de disolución rápida como el Piscinil Clorix. A continuación comprobaremos la concentración de cloro con el kit de análisis y realizaremos una clarificación del agua con el floculante Pisciclar Plus.

Pasadas 10 horas, el agua estará limpia y el fondo habrá recibido la sedimentación. Pasar el limpiafondos enviando el agua aspirada directamente al desagüe.

Verde: Por formación de algas. Actuar rápidamente ya que cuanto más tiempo estén presentes mas costará eliminarlas.

Hacer una cloración de choque con un producto superconcentrado y de disolución rápida como el Piscinil Clorix, hasta conseguir de 4 a 5 ppm de cloro libre. Poner en marcha el sistema de filtración. A los 30 minutos, añadir el algicida AG-500, en una proporción de 10 gr por cada m³. Dejar actuar los productos durante 8 horas y si es necesario cepille los restos pegados en paredes para posteriormente pasar el limpiafondos.

Sintomas

Escozor e irritación en los ojos y picores en la piel al sumergirse en el agua y fuerte olor a cloro en la piscina.

Causas

Puede ser consecuencia de la presencia en el agua de cloro combinado (cloraminas), un pH desajustado, por encima o por debajo de los niveles óptimos, 7,2 y 7,6.

Tratamiento

Ajustar el pH en sus valores óptimos (7,2 – 7,6) con los reguladores BH-400 ó SH-600. A continuación realizar el tratamiento de choque con Clorix-55, disolver el producto en un cubo de agua limpia y añadir sobre las bocas de impulsión.

Sintomas y causas

La aparición de espuma en el agua es producida por la agitación así como por la introducción de sustancias como bronceadores, lociones, grasas corporales, o detergentes que lleven los bañistas en su cuerpo o bañador.

Tratamiento

Utiliza nuestro antiespumante, incorporar directamente o diluido en agua.

Sintomas

Algunos de los síntomas de que la piscina tiene algas son el agua coloreada, superficies resbaladizas y agua turbia.

Causas

Las algas pueden aparecer por la oscilación de las temperaturas, por no tener la suficiente limpieza o por tener unas condiciones atmosféricas desfavorables.

Tratamiento

Actuar rápidamente ya que cuanto más tiempo estén presentes mas costará eliminarlas. Hacer una cloración de choque con un producto superconcentrado y de disolución rápida como el Piscinil-Clorix, hasta conseguir de 4 a 5 ppm de cloro libre. Poner en marcha el sistema de filtración.

A los 30 minutos, añadir algicida AG-500, 10 gr por cada m³. Dejar actuar los productos durante 8 horas y si es necesario cepille los restos pegados en paredes para posteriormente pasar el limpiafondos.

Sintomas

Aparición de depósitos calcáreos en los accesorios de la piscina y en las paredes, tienen aspecto blanquecino.

Causas

Estas apariciones pueden deberse a un nivel de pH mal ajustado.

Tratamiento

Ajustar el pH entre 7,2 y 7,6y a continuación añadir el limpiador desincrustante NS-900 al vaso de la piscina por tramos, si es necesario ayúdese de un cepillo. Dejar actuar y aclarar con agua a presión.

Sintomas

Oxidación de las partes metálicas de la piscina.

Causas

Puede ser causa de un agua salada.

Tratamiento

Rociar el vaso de la piscina por tramos con PX-2000, si es necesario ayudarse de un cepillo para extender el producto. Dejar actuar unos minutos y aclarar con agua a presión.

Sintomas y causas

Algunas cremas, en especial las que tienen un factor de protección alto, tienen compuestos químicos como el dióxido de titanio y óxido de cinc, que al entrar en contacto con el cloro (u otros oxidantes) generan compuestos amarillentos.

Los compuestos amarillentos se acumulan en las zonas donde la velocidad del agua es más baja, como la línea de flotación en piscinas de skimmer y en algunas zonas de la rejilla en el caso de las piscinas de rebosadero.

Tratamiento

Para la eliminación de las manchas en la línea de flotación y rejillas, la solución eficaz es la limpieza con LINEO Desengrasante Reforzado.

Para un uso más cómodo y rápido le recomendamos utilizar el cepillo motorizado Lineo XP.

Sintomas y causas

La preocupación por los efectos del sol en la piel cada vez es mayor, esto se traduce en un mayor uso de cremas de protección solar. Todas las cremas solares, al contacto con el agua de la piscina, flotan y no se mezclan con el agua al ser grasas o aceites, esto tiene varios efectos como acumulación en zonas de menos movimiento de agua y aparición de velos aceitosos en la superficie del agua.

En las personas, las cremas en contacto con el agua de la piscina escurren hacia los bañadores donde se absorben, con el efecto de aparición de manchas amarillentas y modificación de los colores.

Tratamiento

Informar y recomendar a los bañistas que usen protectores solares sin óxidos de titanio o cinc, eligiendo otro tipo de protectores solares.

Para la eliminación de las manchas en la línea de flotación y rejillas, la solución eficaz es la limpieza con LINEO Desengrasante Reforzado. Para un uso más cómodo y rápido le recomendamos utilizar el cepillo motorizado Lineo XP.

Sintomas y causas

Las manchas en las paredes son consecuencia de la presencia de iones metálicos.

Tratamiento

Hay que vaciar la piscina y limpiar las manchas con un desincrustante de superficies, como el NS-900. Rociar el vaso de la piscina por tramos, si es necesario ayúdese de un cepillo para extender el producto. Dejar actuar unos minutos y aclarar con agua a presión.

Realice una correcta gestión de los envases depositándolos en el punto de recuperación y reciclaje habilitado por su entidad local.

De esta forma hará que el impacto sobre el medio ambiente sea el menor posible.

Almacenar cerrado el producto en su envase original. Proteger de temperaturas altas.

A fin de evitar riesgos siga las instrucciones descritas en la ficha de seguridad del producto.

La normativa estatal vigente en esta materia es el Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas.

Una vez en vigor este Real Decreto, los decretos autonómicos de piscinas serán de aplicación en todo lo que no se oponga a lo dispuesto en este Real Decreto.

El 23 de junio de 2017 se aprueba el Real Decreto 656/2017 Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos y sus Instrucciones Técnicas Complementarias MIE APQ 0 a 10.

Real Decreto 314/2016, de 29 de julio, por el que se modifican el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, el Real Decreto 1798/2010, de 30 de diciembre, por el que se regula la explotación y comercialización de aguas minerales naturales y aguas de manantial envasadas para consumo humano, y el Real Decreto 1799/2010, de 30 de diciembre, por el que se regula el proceso de elaboración y comercialización de aguas preparadas envasadas para el consumo humano.